El blog de Epixlife

Ejercicio físico y salud digestiva

Compártelo

El ejercicio físico tiene grandes ventajas para el cuerpo humano, y está altamente relacionado con la salud digestiva, estado de ánimo, peso saludable y reforzamiento del sistema inmune. 

Sin embargo, el ejercicio físico tiene otros beneficios de los que no somos conscientes y resultan de enorme relevancia para el correcto funcionamiento del organismo. Un claro ejemplo de ello es la motilidad gastrointestinal.

En Epixlife sabemos que para poder optimizar el rendimiento deportivo al mismo tiempo que se mejora la salud digestiva, un plan de alimentación personalizado basado en la epigenética es un factor imprescindible. Pero, ¿cómo se relacionan realmente la práctica deportiva con el tracto gastrointestinal?

En el blog de hoy te contamos cómo interactúan estos factores en tu organismo.

Beneficios del ejercicio físico para la salud digestiva

El principal beneficio que tiene el ejercicio físico para el tracto intestinal es que aumenta la diversidad de la microbiota, es decir, hace que los microorganismos y bacterias del intestino se incrementen y se diversifiquen lo cual beneficia el desarrollo del sistema inmune, así como la conducta humana y el estado de ánimo.

Esta diversificación beneficia enormemente nuestra salud digestiva, generando más ventajas para nuestro organismo al hacer ejercicio físico:

  • Puede modificar el metabolismo de las bacterias.
  • Aumenta la producción de ácidos grasos de cadena corta.
  • Regula la disfunción de la barrera intestinal
  • Produce hormonas que nos indican saciedad y controlan nuestro apetito.
  • Ayuda a mantener y crear neuronas.
  • Regula la inflamación intestinal.
  • Provoca cambios en la composición corporal de los individuos delgados.
  • Provoca cambios en el VO2max en la población con obesidad, un parámetro que indica la capacidad de nuestro organismo para transportar oxígeno hacia los músculos.

Estas ventajas indican que, los cambios en la microbiota intestinal influyen en la regulación de las adaptaciones fisiológicas que ocurren al realizar actividad física. Pero, estos cambios no ocurren solo al iniciar una vida más activa, sino que se ha comprobado que, al regresar a un estilo de vida sedentario los cambios pueden revertirse. Por tanto, los cambios ocasionados en la microbiota gracias al ejercicio, y viceversa, son irrefutables.

Además, se ha observado que estos cambios pueden variar dependiendo de la composición corporal de las personas. Así, se aprecia una mayor producción de ácidos grasos de cadena corta y mayores cambios en los marcadores genéticos, en personas con un IMC más bajo que en aquellas con obesidad.

microbiota

¿Qué dice la ciencia al respecto?

En experimentos realizados con modelos animales, se ha visto que practicar actividad física puede producir una microbiota distinta de aquella que existe en los animales sedentarios, sin importar cuál sea su dieta. Incluso en roedores que seguían una dieta inflamatoria y alta en grasas, al realizar actividad física se logró evitar la inflamación y prevenir la ganancia de peso. 

Con este estudio se propone que, realizar actividad física puede alterar la expresión génica de las células inmunes que se encuentran en el tracto gastrointestinal. Esto conlleva a una menor producción de las células pro-inflamatorias y a una mayor producción de las antiinflamatorias y de enzimas antioxidantes, lo que explicaría la respuesta en los roedores.

Pero también existe la respuesta inversa. Una microbiota intestinal saludable:

  • Mejora la respuesta inmunitaria de los individuos.
  • Controla la respuesta inflamatoria.
  • Mejora el metabolismo y el gasto energético que ocurre durante el ejercicio.

Con esto se demuestra que la correcta motilidad gastrointestinal ayuda a los atletas a mejorar su rendimiento deportivo y mantener una mejor salud. 

Pero, ¿cómo una correcta digestión puede mejorar el rendimiento deportivo?

Es evidente que realizar actividad física no solo mejora nuestra salud digestiva, sino que mejora nuestra salud en general. No obstante, el mantener una buena salud digestiva puede ayudarnos a optimizar nuestro rendimiento deportivo. 

Está científicamente demostrado que las personas que practican deporte, tienen unas necesidades nutricionales concretas a nivel celular. Debido a la intensidad física, el organismo de un atleta sufre un mayor nivel de oxidación por lo que escoger los alimentos adecuados para el tracto intestinal de un deportista, se convierte en un factor clave para su rendimiento.

Nuestro equipo médico-cientifico diseña un Plan de Optimización del Rendimiento Inteligente especializado en Deportistas, con el que tus pacientes conocerán qué alimentos y aditivos deben evitar durante el plan de optimización, así como también, cuáles son sus verdaderas necesidades nutricionales a nivel celular.

Si eres profesional de la salud, en Epixlife te proporcionamos biotecnología de última generación para que puedas implementar los informes epigenéticos en tus servicios. Contacta con nuestro equipo y diferénciate de tu competencia.

¿Interesado en recibir consejos como estos?

sUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER PARA RECIBIR CONSEJOS SEMANALMENTE

Otros Artículos

bienestar

Epigenética y peso saludable

¿Alguna vez te has preguntado cómo se relacionan la epigenética y el peso saludable? Existen muchos factores que influyen en nuestro peso y que podemos

¿Eres un profesional de la salud interesado en la epigenética?

Visita nuestra página para profesionales y descubre cómo puedes integrar tecnología epigenética en tu consulta