El blog de Epixlife

Claves para recuperar tu energía a través de la nutrición

recuperarenergia

Compártelo

En Epixlife te explicamos cuatro claves para recuperar tu energía a través de la nutrición, ya que, bien sea por la rutina diaria, una actividad intensa o situaciones de estrés, todos hemos sentido en algún momento sensación de pérdida de vitalidad que ha afectado nuestro bienestar.

Esta falta de energía trae consigo grandes consecuencias que pueden afectar al rendimiento y a la productividad, pero también a nuestras emociones, estado de ánimo o relaciones interpersonales

Pero, ¿cómo afecta en nuestro organismo esa falta de vitalidad?, y ¿qué podemos hacer para recuperar la energía que necesita nuestro cuerpo?

Nutrición y energía, ¿en qué se relacionan?

El cuerpo humano necesita energía para realizar todas las funciones del organismo, como mantener la temperatura o conservar el funcionamiento cardíaco y pulmonar correcto. Pero, además, la energía es fundamental para descomponer, reparar y formar los tejidos.

Los alimentos son la principal fuente de energía para el ser humano. Su función es proporcionar la fuerza suficiente en nuestro organismo, para llevar a cabo las actividades diarias. No obstante, existen alimentos que parecen causar el efecto contrario apareciendo síntomas que indican que algo no está funcionando bien:

  • Fatiga
  • Insomnio
  • Problemas digestivos
  • Estrés
  • Enfermedades asociadas

Muchos de estos síntomas como la fatiga o el estrés, están tan interiorizados dentro de la sociedad que en muchas ocasiones pasan desapercibidos como un problema nutricional. 

Sin embargo, cuando surgen síntomas como los mencionados es habitual establecer un plan nutricional donde se incluyen dietas que promueven alimentos que nos ofrecen calorías vacías y que no le ayudan a nuestro organismo a funcionar de manera adecuada. 

Al contrario de lo esperado, las dietas actuales provocan inflamación, toxicidad, oxidación, acidez, estrés y unos elevadísimos niveles de glucosa. Con este tipo de dietas, es normal que el cuerpo se agote solamente tratando de estabilizar todo. Ese es el motivo por el cual aparece esa sensación de falta de energía generalizada.

Para recuperar la energía se ha de poner el foco en un plan nutricional personalizado que ayude a que el cuerpo no tenga que hacer un sobreesfuerzo. Si mantenemos nuestra energía constante durante todo el día mediante una alimentación adecuada basada en las necesidades de tu organismo, y no mediante soluciones rápidas que nos regresan al mismo estado, podremos disfrutar de toda la energía que en realidad tenemos a nuestra disposición. 

Seguir un plan nutricional personalizado tiene enormes beneficios para el organismo:

  • Sabrás cómo tu organismo procesa los nutrientes
  • Conocerás qué alimentos y aditivos debes evitar
  • Descubrirás cuáles son tus necesidades nutricionales a nivel celular
  • Mejorarás el estado de tu sistema inmunológico, intestinal, cardiovascular y metabólico

Pero, sobre todo, entenderás las necesidades reales de tu cuerpo y, por tanto, podrás lograr tus objetivos de salud y bienestar. Llevar una nutrición adecuada es lo que permitirá que nuestro cuerpo tenga toda la energía suficiente para funcionar de manera correcta.

Pero, ¿qué hacer para recuperar la energía a través de la nutrición?

Evita la oxidación 

Nuestra primera tarea para recuperar la energía es evitar la oxidación. Esta oxidación, causada por los radicales libres, provoca graves daños a nuestras células, ralentizando cada proceso de nuestro cuerpo y, por consiguiente, causándonos fatiga. El consumo de antioxidantes, presentes en las zanahorias, uvas, espinacas, aguacates, cúrcuma, jengibre, cacao, entre otros alimentos, puede ayudarnos a revertir este efecto. 

Combate la inflamación crónica

Después debemos tratar la inflamación crónica. Esta inflamación puede causar incontables enfermedades crónicas y otros síntomas como estreñimiento, dolores de cabeza, alergias, cansancio, entre muchos más.

La manera de combatirla es mediante la eliminación de los alimentos que la causan, como aquellos altamente procesados o llenos de azúcar y grasas saturadas y el intercambio de esos alimentos por aquellos antiinflamatorios, como las grasas saludables (que podemos encontrar en nueces, semillas, pescado azul, aguacate, etc.), cúrcuma, canela, jengibre, verduras y una buena hidratación.

Aumenta la hidratación

La hidratación es fundamental, pues una deshidratación nos puede causar dolores de cabeza, dificultad para concentrarnos, irritabilidad, y obviamente… fatiga. El agua es importante para todas nuestras funciones corporales, especialmente para la eliminación de toxinas. Junto con la hidratación viene la moderación del alcohol, pues éste puede deshidratarnos, causando los efectos ya mencionados, muchas veces, en peor medida. 

Regula los niveles de glucosa en sangre

Otro factor esencial para evitar la fatiga es la regulación de nuestra glucosa en sangre, ya que cuando consumimos alimentos altos en azúcar, nuestros niveles de glucosa en sangre se disparan, y nuestro cuerpo libera una gran cantidad de insulina para poder regularlos. Al producirse esta liberación, la glucosa baja demasiado en poco tiempo, pasando de un golpe de energía a un terrible cansancio. 

El grave error de la glucosa es, que la mayoría de las personas creen que la manera de solucionar esto es provocando el mismo golpe de energía una y otra vez, consumiendo dulces y refrescos para lograrlo. 

¡Niveles de glucosa bajo control!

La verdadera solución es consumir alimentos que mantengan nuestros niveles de glucosa en orden, liberando así energía de manera gradual, pero constante. Estos alimentos incluyen todas las frutas, verduras, nueces, carbohidratos complejos (avena, camote, leguminosas, etc.) En suma, los alimentos no procesados. Otra manera de mantener nuestra glucosa estable es mediante el consumo de pequeñas comidas a lo largo del día en vez de tres comidas demasiado abundantes.

Seguir estos pequeños consejos se comenzará a notar en nuestro organismo de manera rápida. Notarás una gran diferencia y sentirás como aumenta tu productividad, y cómo mejora tu rendimiento y estado de ánimo. Y es que, tener más energía es el primer paso para poder cambiar tus hábitos hacia un estilo de vida más saludable. 

En Epixlife utilizamos la epigenética para ayudar a profesionales a mejorar el bienestar de sus pacientes. Mediante un test personalizado, todas las personas pueden obtener recomendaciones nutricionales basadas en la expresión de sus genes.

¿Interesado en recibir consejos como estos?

sUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER PARA RECIBIR CONSEJOS SEMANALMENTE

Otros Artículos

bienestar

Epigenética y peso saludable

¿Alguna vez te has preguntado cómo se relacionan la epigenética y el peso saludable? Existen muchos factores que influyen en nuestro peso y que podemos

¿Eres un profesional de la salud interesado en la epigenética?

Visita nuestra página para profesionales y descubre cómo puedes integrar tecnología epigenética en tu consulta